Busque en el archivo de publicaciones o dentro de este sitio web

Volver Efeméride

Creación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

24 DE NOVIEMBRE DE 1939

Creación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Ley fundacional del CSIC

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) fue creado por Ley fundacional de 24 de noviembre de 1939, publicada en el Boletín Oficial del Estado nº 338, de 28 de noviembre del mismo año, bajo la presidencia del Ministro de Educación José Ibáñez Martín, y con la colaboración de José María Albareda, nombrado secretario general del CSIC.
En ella se apela, como fundamento para la creación de este órgano, a la cooperación entre las Reales Academias, como depositarias a lo largo de los años del espíritu tradicional de la cultura hispánica, la Universidad, que ha de considerar la investigación como una de sus funciones capitales, y finalmente enlazando con los centros de la ciencia aplicada, donde se debe dar el salto de lo teórico a lo práctico.
Para conocer los antecedentes del CSIC hay que remontarse al 11 de enero de 1907, fecha en la que se creó la Junta para la Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas (JAE), presidida desde sus comienzos por Santiago Ramón y Cajal, con la colaboración de José Castillejo en la Secretaría. Esta nueva institución, que a su vez era la heredera de los principios de la Institución Libre de Enseñanza, nace con el objetivo de promover la investigación y la educación científica en España, abriendo una importante etapa de desarrollo para la ciencia y la cultura españolas, fomentando las relaciones internacionales tanto con países de Europa como con América Latina y creando programas de intercambio de profesores y alumnos para estudiar en el extranjero de forma pensionada, amén de crear numerosos centros y laboratorios en distintas partes de España.
La Ley fundacional asigna al CSIC la misión de fomentar, orientar y coordinar la investigación científica nacional. Para ello, pasan a depender del nuevo Consejo todos los centros dependientes de la disuelta Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, de la Fundación de Investigaciones Científicas y Ensayos de Reformas y los creados por el Instituto de España, así como los centros de investigación dependientes del Ministerio de Educación Nacional no vinculados a la Universidad.
Aunque los primeros años de su andadura estuvieron muy mediatizados por la ideología y situación económica de la España de la posguerra, poco a poco a través del Reglamento y posteriores modificaciones de la Ley fundacional, fue mejorando su operatividad, cumpliendo una de las pretensiones más ansiadas por la JAE, la creación de centros e institutos por toda la geografía española, abriendo incluso una sede en Roma.
A finales de 1977, se aprueba un nuevo Reglamento, que se constituirá como base de las posteriores reglamentaciones, en el que se describen con mayor detalle las funciones asignadas y, desde el punto de vista jurídico, se le define como Organismo Autónomo del Estado.
Los numerosos cambios surgidos como consecuencia del desarrollo del Estado de las Autonomías, que han llevado a las Comunidades Autónomas a desarrollar sus propios instrumentos de organización y planificación de la ciencia y la tecnología, así como de apoyo a la innovación; la entrada en vigor, primero, de la Ley 13/1986, de 14 de abril, de Fomento y Coordinación General de la Investigación Científica y Técnica, y después de la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación; han hecho que el CSIC haya tenido que adaptarse a las nuevas realidades buscando nuevos instrumentos de colaboración y adaptando su organización y estructura a la nueva realidad. Así, por Real Decreto de 21 de diciembre de 2007 se constituye como Agencia Estatal, lo que le confiere una mayor flexibilidad y autonomía.
El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), a día de hoy,  es una agencia estatal adscrita al Ministerio de Ciencia e Innovación con la consideración de organismo público de investigación, que goza de un gran prestigio y reconocimiento tanto a nivel nacional como internacional, y cuyo objeto recogido en el artículo 4 de su estatuto  reza así: El objeto del CSIC es el fomento, la coordinación, el desarrollo y la difusión de la investigación científica y tecnológica, de carácter multidisciplinar, con el fin de contribuir al avance del conocimiento y al desarrollo económico, social y cultural, así como a la formación de personal y al asesoramiento a entidades públicas y privadas en estas materias.

Jesús Manrique Braojos.

Ver efemérides de noviembre

Compartir esta publicación

facebook logo linkedin logo twitter logo pinterest icon email icon